Image default
Domi-Actualidad

La gente quiere agua potable pero sin que dejen sus calles destrozadas

Por Katherine Castillo.
Santo Domingo. – Imagine que usted va por una avenida a una velocidad entre 60 u 80 kilómetros por hora sea solo o en compañía de su familia, y de repente, la vía que había transitado en alguna ocasión presenta un hueco que antes no tenía, se percata, reduce la velocidad para intentar evadirlo, pero, un vehículo se aproxima en el tramo paralelo dejándole como única opción maltratar su automóvil, puesto que, el rebasar solo provocaría un accidente.

Algo similar vivió el joven José Puello mientras se desplazaba por la avenida Ecológica en Santo Domingo Este, donde la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) ha estado realizando los trabajos de redes de abastecimiento de agua potable, con la que beneficiará a miles de habitantes de los sectores aledaños.

«¿Qué hay de malo en llevar agua potable a quienes la necesitan?»

Absolutamente nada, al contrario, el agua es un recurso vital y fundamental que juega un papel de suma importancia para nosotros, pero…

Y aquí viene el detalle…

Les hablé en el segundo párrafo del joven que se presentó en un vídeo que circula en las redes como José Puello, a quien se le percibe la indignación en el tono de su voz mientras narra lo que le ocurrió.

«¿Quién es el que se va a ser cargo? Yo quiero saber quién es el que mañana me va a llamar a mí, a José Puello, para decirme José Puello República Dominicana se va a hacer cargo de tu goma y tu aro que se te rompió», exclamó.

Desorientado sobre si «el gobierno» o «el Ministerio de Obras Públicas» le repondrían los daños ocasionados, Puello continuaba su narrativa mostrando no solo su caso, sino además, el de otra persona que se encontraba aproximadamente aun kilómetro de distancia, al cual también se le habría dañado su neumático.

Preste atención a esta parte – aproximadamente aun kilómetro de distancia- sé que los choferes entienden y hasta el que no lo es, ya que no se frena de repente o de manera brusca cuando se transita por una avenida, y las avenidas, por lo habitual no son para desplazarse a una velocidad por debajo de las 60 kilómetros por hora, lo que a su vez reafirma la necesidad de una vía asfaltada de manera adecuada.

Pero para concluir, «la gente quiere agua potable pero sin que dejen sus calles destrozadas», son muchos los barrios que no tienen asfaltado y los que sí, muchas veces son el fruto de lucha de parte de sus residentes, por tanto, no es un buen negocio que para tener acceso a agua potable deban perder otro bien obtenido.

En tal sentido, sería bueno que la CAASD y el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), trabajen a la par o que por lo menos, cada intervención cuente con la reposición del asfaltado tan pronto culminen las labores de la Corporación.

 

 

podría interesarle

INDEX y CENAPEC acuerdan ampliar la oferta académica de la comunidad dominicana en el exterior

Redacción

PROMESE/CAL inaugura tres Farmacias del Pueblo en el Gran Santo Domingo

Redacción

CIMTRA reacciona a fallo TC, afirma continuará la lucha por derechos trabajadoras domésticas

Redacción
Cargando....